29 Jul. 2011

Terrenos.

Tenía ganas de hablar de esto desde hace un tiempo. Nadie sabrá a lo que me refiero, pero en cuanto os ponga un ejemplo lo entenderéis:

Acaba de empezar el curso y eres un alumno nuevo. No conoces a nadie. la gente te habla, intenta conocerte, y tú eres tímid@. Acabas de hacer un nuevo amigo, el cual conoce a todo el instituto. Ahora mismo estás en SU terreno. No eres tú, es un disfraz, para que no te juzguen los demás, por decirlo de alguna forma.

Ahora cambiemos de situación: Ahora eres tú el amigo que conoce a todo el instituto, y acabas de conocer al alumno nuevo. Estas en tu terreno, y a él lo tienes en TU terreno. Pero para conocerlo mejor, cada uno tiene que estar en su terreno, donde somos nosotros mismos.
 Bien, ahora han quedado esos dos amigos solos. Cada uno está en su terreno. el alumno nuevo no tiene esa presión de grupo, se puede soltar porque sabe que el otro chaval es de confianza. Es en ese momento cuando son ellos mismos.

Vale, a todo esto tengo que decir que odio estar en el terreno de otras personas. Me encanta arrastrarlas al mío, porque me gusta ser yo misma.

No comments:

Post a Comment