24 Dec. 2011

Cómo pasa el tiempo, eh? Hoy es noche buena.
No estoy escuchando música ya que en estos últimos meses es como si me hubiera cansado de ella... no sé cómo ha podido ocurrir.
Ahora mismo me acaba de pasar por la cabeza una cosa. Cuando alguien está mal por algo en especial, o un mal día simplemente y no sabes cómo ayudarle y acabas contándole tu propia vida... os ha pasado, verdad?  Pues, odio hacer eso, me siento egoista, pero no se de qué otra forma distraerles. El caso es que me he imaginado una comparación. Una persona con un traje de pinchos que está apunto de caerse por un precipicio. Tú llevas guantes con pinchos. Tienes que tener cuidado de cómo lo coges para que no se haga daño y se caiga. Si lo haces bien, subirá sin problemas.
Pues, nunca sé cómo coger a las personas con pinchos...
En fin, cambiando de tema. Hace ya un año o menos escribí una entrada sobre mis andares, pero mis andares han cambiado, asique me gustaría exponerlos ya que camino de diferente forma según mis estados de ánimo.

Cuando estoy eufórica, feliz y con gente, camino torpemente pero con decisión en mis pasos.
Cuando ando sola por la calle y estoy normal o feliz, pongo cara de mala leche para que la gente no se me acerque... XDD es una especie de escudo antiproblemas. Mis pasos son decididos
Cuando estoy mal, como es normal mis pasos son torpes e indecisos. Esto no ha cambiado mucho en comparación con la otra entrada.

Vale, pues lo que me interesaba escribir ya lo he escrito, asique me despido que ahora me voy a cenar a casa de mi tía con mis primos y primitos ><
Ya nos veremos por aquí. Me despido de mí misma y de vosotros ^^